Soporte ventilatorio no invasivo frente a invasivo en niños prematuros: revisión sistemática y metaanálisis

BMJ. 2013 Oct 10; 347: f5980.
El objetivo de este trabajo fue evaluar el papel de la presión positiva continua en la vía aérea (siglas en inglés, CPAP) nasal iniciada al nacer para la prevención de muerte y la displasia broncopulmonar en recién nacidos muy prematuros. Se llevó a cabo una revisión sistemática, seleccionando estudios controlados y aleatorizados que evaluaron el efecto del CPAP nasal frente a la intubación en recién nacidos con menos de 32 semanas de gestación sobre los resultados de muerte o displasia broncopulmonar, o ambos. Finalmente cuatro estudios con 2.782 participantes cumplieron los criterios de inclusión, con 1,296 bebés en el grupo de CPAP nasal y 1,486 en el grupo con intubación. Para la displasia broncopulmonar a las 36 semanas de gestación corregidas, se observó una diferencia casi signifivativa en favor de la CPAP nasal (riesgo relativo 0.91; 95% IC 0.92-1,01), mientras que no hubo diferencias en la mortalidad (RR 0.88; 95% IC 0.68-1.14). El análisis agrupado mostró un beneficio significativo para el resultado de muerte, displasia broncopulmonar o ambos, en la semana 36 de gestación corregida, en los bebés tratados con CPAP nasal (RR 0.91; 95% IC 0.84-0.99). Se concluye que un bebé podría sobrevivir hasta la semana 36 sin displasia broncopulmonar por cada 25 niños tratados con CPAP nasal en la sala de partos en vez de ser intubados.

20140213-110623.jpg

Tratamiento de primera línea del estado epiléptico, recomendaciones de la LICE 2013

Originalmente publicado en Cuidados Intensivos Pediátricos:

Imagen

Benzodiacepinas

 

Lorazepam o diazepam intravenoso está indicado para el tratamiento inicial de las crisis convulsivas en niños. Lorazepam por vía intravenosa se prefiere si está disponible, con un menor riesgo de recaída y depresión respiratoria (Nivel 1B, grado A). Si no hay acceso intravenoso, midazolam intramuscular es una alternativa a las benzodiacepinas intravenosas (Nivel 1B , grado A).

Las benzodiacepinas pueden causar insuficiencia respiratoria, así como sedación. Es recomendable evitar la administración de más de dos dosis de benzodiacepinas (incluyendo la dosis administrada en el ámbito prehospitalario) (Nivel 3, Grado B).

Dosis

Acceso venoso disponible:

Lorazepam por vía intravenosa: 0,1 mg / kg (dosis máxima 4 mg).

Diazepam por vía intravenosa: 0,5 mg / kg (dosis máxima 10 mg).

Midazolam intravenosa: 0,2 mg / kg (dosis máxima 5 mg).

No hay acceso venoso disponible:

Midazolam oral 0,5 mg/kg (dosis máxima de 10 mg) 

Midazolam intramuscular: 0,2 mg/kg (dosis máxima…

Ver original 625 palabras más

Tratamiento de segunda línea para el estado epiléptico en niños

Originalmente publicado en Cuidados Intensivos Pediátricos:

Tras el fracaso de la primera y segunda línea de medicamentos (benzodiacepinas, fenobarbital, fenitoína y ácido valproico), 30 min después del inicio del tratamiento parenteral, los pacientes deben ser admitidos a la unidad de cuidados intensivos y  teniendo en cuenta su condiciones generales, etiología y los posibles efectos secundarios de los medicamentos el estado de coma debe ser inducida con midazolam, tiopental sódico o propofol (nivel 4, grado C).

La inducción y la gestión del coma inducido requiere monitorización EEG continua para el logro de un patrón de brote supresión (nivel 4, grado C).

Tiopental sódico intravenoso

Inducción de coma barbitúrico: bolo de 3 mg/kg, en 2 min, seguido de mantenimiento (1 – 15 mg/kg/h) hasta controlar las convulsiones y/o lograr el ” brote – supresión “, incrementando la dosis de tiopental progresivamente (aumento de 1 mg/kg/h cada 2 min en caso de persistir las crisis convulsivas).

La infusión de…

Ver original 452 palabras más

PIR December 2013

En el mes de diciembre de 2013 la Academia Americana de Pediatría publicó en Pediatrics in Review:

  • Diabetes Mellitus tipo 2 en niños y adolescentes (Revisión)
  • Manejo de los problemas y trastornos de la alimentación (Revisión)
  • Metapneumovirus humano (Revisión)
  • Índice de Sospecha (Casos clínicos)
  • Síndrome de Down (Breves)
  • Diagnóstico visual (Caso clínico)

Para obtener el recurso click aquí! (Se visualizará la revista completa, en el menú arriba a la derecha dé click en el ícono de descarga -flecha hacia abajo-)

CURIOSIDADES: Sabía que la palabra diabetes significa “paso a través de” o “lo que va a través de” y que los griegos la usaban para designar un grupo de enfermedades que se caracterizaban por una eliminación excesiva de orina (Poliuria), ya en el siglo XVII y XVIII se distinguió la Diabetes Insípida en el que la orina del paciente no tenía sabor, de la Diabetes Mellitus en el que la orina del paciente era dulce. Afortunadamente en la actualidad contamos con estudios de laboratorio que, sin necesidad de emplear nuestro sentido del gusto, pueden demostrar la glucosuria.

Médico examinando la orina de un paciente.

Médico examinando la orina de un paciente

Las mejores aplicaciones para pediatras

En esta ocasión hemos decidido recomendar algunas aplicaciones que les pueden ser de gran utilidad en su práctica clínica, hoy que la mayoría de los médicos cargamos un smartphone, hay varias maneras de sacarle jugo a esta herramienta.

Sigue leyendo

Síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética

El pediatroblasto:

Excelente Revisión!

Originalmente publicado en Cuidados Intensivos Pediátricos:

Síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética

El Síndrome de secreción inapropiada de ADH (SIADH) es un trastorno común en la unidad terapia intensiva caracterizado por la incapacidad para suprimir la secreción de ADH, inhibiendo la excreción de agua y como consecuencia hiponatremia.

Criterios para el diagnóstico de SIADH incluyen la hiponatremia, hipotonicidad del plasma, concentración de orina inapropiada para el grado de hipotonía de plasma, natriuresis a pesar de la hiponatremia, euvolemia y en ocasiones hipervolemia y la exclusión de otras causas de hiposmolalidad euvolemica ( hepática, renal, enfermedades de la tiroides , y la disfunción suprarrenal).

Fisiopatología

La hiponatremia es mediada inicialmente por la inadecuada retención de agua inducida por la ADH. La subsiguiente expansión de volumen activa los mecanismos natriuréticos secundarias. La renina y aldosterona regulan negativamente, lo que resulta en pérdida de sodio y agua y la restauración de la euvolemia. El efecto neto es que…

Ver original 576 palabras más

Líquidos y Electrolitos II

Generalidades

En esta entrada nos limitaremos a revisar el manejo básico de los líquidos y electrolitos, asumiendo que la condición del paciente amerita únicamente el establecer un aporte que satisfaga sus requerimientos basales.

Existen diversos métodos para el cálculo de soluciones en los pacientes pediátricos, seguramente usted conocerá el de Holliday-Segar que es preferido en los países anglosajones y viene referido en varios textos:

  • Agua: para los primeros 10 kg, 100 ml/kg/día; para los segundos 10 kg, 50 ml/kg/día; para cada kg adicional apartir de los 20 kg, 20 ml/kg/día.
  • Sodio: 3 mEq/kg/día
  • Potasio: 2 mEq/kg/día

En nuestro país (México), se emplean en forma más o menos generalizada dos abordajes, en pacientes de hasta los 10 kg los requerimientos se refieren por kilogramo por día y por arriba de los 10 kg se refieren por metro cuadrado de superficie coporal, de acuerdo a lo siguiente:

  • Agua: 120 a 150 ml/kg/día ó 1200 a 1500 ml/m2SC/día
  • Sodio: 3 a 5/mEq/kg/día ó 30 a 50 mEq/m2SC/día
  • Potasio: 2 a 5 mEq/kg/día ó 20 a 50 mEq/m2SC/día

Para el cálculo de la superficie corporal se emplea la siguiente fórmula que es aplicable arriba de los 10 kg de peso:

  • m2SC = (Peso x 4 + 7) / (Peso + 90)

Las soluciones se indican en forma fraccionada, generalmente en tercios, ya que el cambio de las mismas se hace cada 8 horas en la mayoría de los hospitales. Se recomienda: Sigue leyendo